47.3 MÁS INFORMACION - USAR EL CITRATO DE AMONIO

31/01/18

Usar el citrato de amonio  

Desde hace muchos años se utiliza el citrato de amonio para realizar limpiezas en diferentes tipologías de materiales. Lo más sencillo consiste en utilizar una solución ya preparada, la Saliva Sintética CTS, que es una mezcla de citrato de amonio y citrato de sodio, en unos porcentajes que permitan excluir el riesgo de dañar las superficies, y que se puede utilizar tal cual o potenciada añadiendo mucina, un fuerte surfactante. Esta última se proporciona por separado, en forma de polvo liofilizado, ya que es biodegradable cuando se mezcla con agua. Las pinturas sobre tela y tabla, y las pinturas murales son los soportes principales en los cuales se ha utilizado la Saliva Sintética CTS.
En los últimos años se ha ido ampliando, sin embargo, la utilización del citrato de amonio (triamonio citrato o TAC), a menudo en concentraciones elevadas, del 2% o incluso superiores, sin tener para nada en cuenta el efecto de disgregación que puede ocurrir por la acción de quelación, es decir una acción de formación de un compuesto de un catión metálico. Podemos resumir los efectos del TAC en dos tipologías de materiales que han sido objeto de dos estudios científicos profundizados.
·       En las pinturas al óleo los jabones metálicos que se forman debido a una reacción entre los ácidos grasos de aceites envejecidos y determinados cationes (plomo, zinc, cobre, …), presentes como pigmentos, se pueden eliminar de las superficies. En el Boletín CTS 31.2, dedicado a la utilización de la Saliva Sintética CTS, se describió un estudio de Morrison et al.[1], en el cual los autores compararon diferentes tipos de soluciones de limpieza, basadas en amoniaco y citrato de amonio, con varias concentraciones y varios pH. La conclusión fue que una solución de TAC al 1% se puede utilizar con toda seguridad para eliminar la suciedad de un barniz, pero sobre una capa pictórica al óleo no barnizada puede causar ligeras alteraciones, incluso con un pH ligeramente alcalino (7.4).  Hay que evitar siempre, en cambio, la concentración del 2%, con cualquier pH.
·       En las superficies de mármol puede haber una acción de quelación del TAC en el calcio del carbonato que constituye el mismo mármol, de forma parecida a lo que puede pasar con las soluciones de EDTA. A menudo se infravalora este fenómeno, por ejemplo, cuando se aplica de forma indiscriminada la formulación AB57, que contiene el 2,5% de EDTA disódico. La acción del TAC se ha valorado mediante mediciones de brillo en muestras de mármol abrillantado, para evaluar el brillo debido al aumento de la rugosidad superficial [2]. Se llevaron a cabo, además, mediciones de solubilidad del mármol en soluciones de TAC al 2% y al 5% con diferentes valores de pH. Se sacaron las siguientes conclusiones:
✓  El ataque aumenta según va aumentando la concentración (come era de esperar)
✓  El ataque es mayor con un pH neutro, y baja con el aumento del pH (hasta un pH máximo comprobado de 10). Este hallazgo coincide con el hecho de que la disolución del carbonato de calcio está ligada a la formación del ácido carbónico como intermedio. A niveles de pH elevados disminuye la concentración de ácido carbónico.
  Las mediciones de brillo siguen de forma coherente las de la solubilización: el efecto mínimo se consigue para la solución al 2% con pH 10.
✓  La pérdida de brillo es menor si la compresa se mantiene cubierta (previniendo, de esta forma, la evaporación del amoniaco y, por tanto, la reducción del pH.
✓  Con las mismas concentraciones y el mismo pH, el EDTA es más agresivo que el TAC: incluso al 2% y con un pH 10 el EDTA genera un ataque visible de la superficie del mármol.    
   
Este último resultado conseguido mediante pruebas de laboratorio es coherente con lo que se observó en el Politécnico de Milán en las pruebas de limpieza del Tornacoro del Duomo de Milán [3]. Los altorrelieves del Tornacoro, que se encuentra en la zona del ábside, estaban ofuscados por una pátina de materia grasa y partículas. Con unas mediciones colorimétricas, FTIR y SEM-EDX se detectó como sistema de limpieza menos eficiente una pasada sólo con agua desmineralizada, seguido - con la misma eficacia - por la misma técnica, pero con agua gelificada mediante AgarArt, y por soluciones (1%, siempre gelificadas con AgarArt) de TAC, de los tensoactivos no-iónicos Tween 20 y poliaspartato (PASP); finalmente, el máximo efecto de limpieza se consiguió con el gel de AgarArt, siempre con el 1% de EDTA disódico. Este nivel de limpieza, sin embargo, estaba asociado a una parcial corrosión de la superficie del mármol, y por eso quedó descartado. En el gráfico (foto 1) siempre procedente detomado de las pruebas de limpieza del Tornacoro del Duomo de Milán [3], resulta evidente que los valores colorimétricos detectan el EDTA como el sistema más eficiente, es decir más alejado del valor inicial (el punto negro): el aumento de L*, sin embargo, está ligado a una parcial corrosión de la superficie del mármol, detectada mediante microscopio óptico.  

Para concluir, podemos sugerir la utilización del TAC para la limpieza del mármol (y, en general, de piedras carbonatadas), en porcentajes máximos del 2%. Como el producto puro tiene en el agua un pH incluido entre 7 y 8, es oportuno alcalinizar la solución con pequeños % de amoniaco, para llevar el pH aproximadamente hasta 10.      

Bibliografía

1.     Morrison R., Bagley-Young A., Burnstock A., van den Berg K.J., van Keulen H.; “An investigation of parameters for the use of citrate solutions for surface cleaning unvarnished paintings”, Studies in Conservation 52 (2007).
2.     Gervais C., Grissom C.A., Little N., Wachowiak M.J.; Cleaning Marble with Ammonium Citrate”, Studies in Conservation 55 (2010).
 3.     Gulotta D., Saviello D., Gherardi F., Toniolo l., Anzani M., Rabbolini A., Goidanch S.; “Setup of a sustainable indoor cleaning methodology for the sculpted stone surfaces of the Duomo of Milan”, Heritage Science, 2014, 2:6.
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com